La importancia de la nutrición

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE TENER UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE?

 

Una alimentación equilibrada y saludable, junto con la práctica de actividad física regular, juega un papel fundamental en nuestra salud.

Por el contrario, una mala alimentación puede debilitar nuestro sistema inmunológico, aumentar la vulnerabilidad a diferentes enfermedades como la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, cáncer, etc., y alterar el desarrollo físico y mental.

 

ALIMENTACIÓN EN DIFERENTES SITUACIONES FISIOLÓGICAS

Durante el embarazo y la lactancia, la alimentación es fundamental para el desarrollo de su bebé y para evitar futuras complicaciones como parto por cesárea, Diabetes Gestacional, obesidad, hipertensión, náuseas y vómitos, etc.

Durante los primeros años de vida, la alimentación de su bebé es clave para su correcto desarrollo físico, inmunológico y mental. Además, en esta etapa se formarán sus preferencias o aversiones alimentarias, dependiendo de los alimentos que estén acostumbrados a consumir, lo cual es muy importante para construir unos buenos hábitos de alimentación en su etapa adulta.

Tanto en la menopausia como en la tercera edad, se producen cambios en la estructura y función de los órganos y tejidos corporales.

1 de cada 4 mujeres en edad menopáusica presentan problemas de obesidad, por el aumento de grasa corporal. En la vejez, se produce una disminución de la densidad ósea (causando osteoporosis y fracturas), una reducción de la movilidad de las articulaciones, dificultad para tragar o masticar…

Es por todo ello, que en ambas situaciones, los hábitos alimentarios adquieren aún mayor relevancia ya que una buena alimentación ayuda a mejorar notablemente la calidad de vida.

 

¿DE QUÉ MANERA REPERCUTE UNA BUENA ALIMENTACIÓN EN EL DEPORTE?

Una dieta adecuada y equilibrada, antes, durante y después del entrenamiento y de la competición es imprescindible para optimizar el rendimiento y para una rápida recuperación tras el ejercicio (disminuir calambres musculares, fatiga…).

Esta dieta tiene que suministrar la energía suficiente para cubrir todas las necesidades, y debe proporcionar todos los nutrientes en las cantidades adecuadas, teniendo en cuenta las características y necesidades individuales, y adaptando la ingesta al tipo de deporte realizado y a los entrenamientos (intensidad, duración, número de sesiones, horario…).

ALIMENTACIÓN EN DIFERENTES SITUACIONES PATOLÓGICAS

Cualquier patología requiere de un tratamiento nutricional. Una buena alimentación es fundamental para lograr una buena calidad de vida y una mejoría de los síntomas en estos casos:

  • Obesidad
  • Diabetes Mellitus o Gestacional
  • Cáncer
  • Alergias e intolerancias alimentarias: Alergia a la proteína de la leche de vaca, Intolerancia a la lactosa, sorbitol, fructosa, etc.
  • Enfermedades cardiovasculares: Hipertensión Arterial, Colesterol elevado, Aterosclerosis, Hipertrigliceridemia, etc.
  • Enfermedades renales: Prediálisis, Diálisis, Trasplante renal
  • Enfermedades del aparato respiratorio: Insuficiencia Respiratoria, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Enfermedades del aparato digestivo: Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa, Colon irritable, etc.
  • Enfermedades hepatobiliares: Litiasis biliar, Hepatitis
  • Enfermedades psicológicas: Trastornos de la Conducta Alimentaria (Anorexia, Bulimia, Vigorexia, Ortorexia, etc.)
  • Otros

Articulo realizado por Andrea Romero del Rey

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra polí­tica de cookies, haga click en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies